sábado, 4 de enero de 2014

" HISTORIA DE UNA MAESTRA" de Josefina Aldecoa



Aunque pueda parecer extraño no había visto ni oído nada de este libro hasta que me topé con él durante mis vacaciones estivales. Por supuesto que lo primero que me llamó la atención fue el título ya que, al ser sobre una maestra, ya compartíamos profesión. También me interesó el hecho de que fuese escrito por Josefina Aldecoa de la cual no había leído ningún libro (habiendo conocido más la obra de su marido).
Este libro es el primero de una trilogía que narra las memorias de la abuela y madre de la autora, todas ellas maestras en colegios rurales.
Antes de entrar de lleno en el libro voy a señalar los aspectos más destacables de la vida de la autora para entender así el porqué de su creación.
Josefina Aldecoa fue la mujer de Ignacio Aldecoa del cual adoptó su apellido para lanzar su carrera literaria. Además de escritora fue pedagoga y fundó un colegio en Madrid que seguía los ideales basados en la Institución Libre de Enseñanza, ya iniciados por su abuela y madre. Estos ideales surgieron a mediados del siglo XX con la intención de renovar la Educación que imperaba en España.
Josefina, además entró en contacto con todos los escritores de la década de los 50 como: Carmen Martín Gaite, Rafael Sánchez Ferlosio, Alfonso Sastre y con el propio Ignacio Aldecoa, con el que se casó.



Tras la muerte de su marido, dedicó 10 años de su vida exclusivamente a la docencia. Posteriormente, publicó varios trabajos literarios, hasta que en 1990 inició esta trilogía con contenido autobiográfico: A Historia de una maestra le siguen: Mujeres de negro y La fuerza del destino. He leído comentarios al respecto de estas dos últimas que apuntan a que ninguna de las dos supera a la primera, así que no sé si me animaré a leerlas.
La trilogía la publicó parcialmente en respuesta al discurso político durante los años posteriores a la Dictadura, acerca de cómo reconstruir el sistema político al que no consideraba suficientemente laico.
En 2003 recibió el Premio Castilla y León de las Letras.
Falleció en marzo de 2011 a causa de una insuficiencia respiratoria.


Pasando a la reseña, comenzaré con su sinopsis: Como ya he dicho, esta novela narra, desde la memoria, la historia de Gabriela, una maestra que ejerce en varios pueblos rurales e incluso en Guinea Ecuatorial, tras terminar sus estudios de Magisterio.


El período histórico que abarca va, desde los años 20, pasando por la época de La República, hasta los inicios de la guerra civil.
Acompañando a Gabriela nos damos cuenta de cuánta ignorancia y cuánta pobreza había en aquellos años y más aún en esas apartadas zonas rurales.
Es por ello que esta novela suponga un reconocimiento a todos esos maestros que trataron de ejercer una labor importantísima a la hora de educar a un país que estaba sumido en la más absoluta ignorancia y en donde la Iglesia estaba por encima de todo.
Supone, pues, un magnífico homenaje a todos aquellos maestros de La República.

 

La novela queda presentada en tres partes:
1) " El comienzo del sueño"; Gabriela termina sus estudios y en 1928, tras las oposiciones, decide viajar a Guinea Ecuatorial, descubriendo allí un mundo nuevo y teniendo que trabajar en unas circunstancias tan duras que la hacen regresar.

2) "El sueño"; Ya casada con Ezequiel y embarazada, se trasladan a un nuevo pueblecito a ejercer donde comenzarán una nueva vida y en donde también nacerá Juana.

3) "El final del sueño"; La familia deberá trasladarse de nuevo aun pueblo minero dedicado al carbón en donde el alcalde es republicano,estableiéndose así una escuela abierta. Aprovecharán incluso para dar clase a los adultos.
Pero esta nueva escuela enseguida se verá deshecha por la aparición de inspectores que les prohibirán la coeducación e incluso el director de la escuela minera de arriba les prohibe: " Utilizar la escuela para fines más o menos abiertamente políticos". 
Al final, Ezequiel terminará por sevir totalmente a la insurrección y comienzan así las revueltas.


En cuanto a los personajes me dedicaré en exclusiva a su protagonista, Gabriela; Digamos que es una mujer adelantada a su tiempo. Ama su profesión por encima de todo y por ella decide dejarlo todo y viajar a Guinea donde descubrirá las desigualdades sociales patentes entre los nativos y los propios españoles. Allí entablará una gran amistad con un médico guineano aunque Gabriela deja entrever que siente algo más sólido por él. Por esta amistad será fuertemente criticada por los miembros de esa sociedad. Así que, por este y otros motivos, deberá regresar a España. Pero,a lo largo de la novela nos damos cuenta cómo África continuará presente en su corazón.
El padre de Gabriela influye en gran medida en esa personalidad tan fuerte y liberal que muestra la protagonista. Con él mantiene una estrecha relación y nos lo presenta como un hombre culto, al que le apasiona leer y con el que mantiene largas conversaciones.
A pesar de todo Gabriela terminará por sucumbir a las convenciones de la época y termina casándose y teniendo una hija, Juana (sin mucha ilusión). Junto asu marido, también maestro, lucharán en pro de la libertad y del laicismo a pesar de que muchos no verán con buenos ojos los cambios traídos por La República, topándose así con un sinfín de dificultades.

A través de un Na rrador en primera persona, Josefina Aldecoa, nos muestra un estilo ameno, de lectura fácil y fluído, sin recargamientos.

Es ahora cuando paso a comentar lo que, a mi parecer es lo más destacable de esta novelita, que son los temas:
- Fresco social y costumbrista de la España rural.
A través de Gabriela conocemos cómo era la vida en su pueblo natal: " Mi pueblo estaba vivo pero yo siempre había imaginado que lo dejaría, que mis estudios y mi carrera me servirían para ensanchar horizontes, me llevarían a lugares más amplios y mejores, no a esta tristeza del anochecer en un lugar perdido entre los montes". Observamos claramente como en estos pueblos se siente encerrada ya que no estaban abiertos a la cultura.
En el primer pueblo al que llega Tierra de Campos, los noños se dedicaban más a trabajar que a estudiar.
Por supuesto que el machismo también está presente en ese fresco social en el que, especialmente los chicos, eran vistos como una herramienta mas de trabajo. En ese ambiente, Gabriela trataba de hacerles entender que el hombre no era superior por su fuerza física, sino que sólo eran diferentes por la fisiología.
De todo esto se aprecia la importancia que llegaron a tener estos maestros que, no sólo se limitaban a enseñar las lecciones oficiales, sino esas lecciones de vida que eran necesarias de verdad para poder educar a la sociedad.

- La República
Ocasión de oro para la modernización de España. La agitación política y la instauración del nuevo gobierno, todavía se vivía con más fuerza en el pueblo minero en el que se halla nuestra protagonista.
La República, trajo consigo una serie de reformas, a mi modo de ver positivas, pero excesivamente bruscas para unas gentes y una España analfabeta acostumbrada al tradicionalismo y al puritanismo.
Mas que Gabriela, su marido Ezequiel representa a todos esos maestros que lucharon hasta el fnal y a toda costa por sus ideales republicanos.
El primer encontronazo que tuvieron todos ellos fue, por supuesto, con la Iglesia ya que una de las medidas era instaurar una educación laica y para ello comenzaron eliminando los crucifijos de las aulas. Ezequiel trata de justificarlo: "No es un ataque a vuestras creencias. No es un insulto ni un desprecio. Pero tenéis que entender que la escuela no es un lugar para hacer fieles, sino un lugar para aprender lo más posible y llegar a ser hombres y mujeres cultos. Para aprender a ser buenos cristianos tenéis la Iglesi, no lo olvidéis."
"Tienen que comprender que la moral es otra cosa;está por encima de las religiones. La moral es el resultado de aceptar la verdad y la justicia en todas partes del mundo".
La República también estableció las llamadas: "Misiones pedagógicas" creadas por personas que dedicaban su tiempo libre a instruir a otras personas, una especie de 'fiesta de la cultura'.
En esta novela, se plasma de maravilla el estupor y las dudas que plantea la gente. Se ve muy bien en los comentarios de Ezequiel:"Hay muchas reservas entre la gente que ha sido engañadatantas veces. Por otra parte, es una actitud primitiva. Les domina el miedo a lo desconocido, y eso es lo que explotan los que desean mantenerlos en la ignorancia".
Estas Misiones, por tanto, trataban de llevar la cultura a los lugares más recónditos de la España rural. Una muchacha se encargaba de anunciar todo lo que traían: cine, teatro,estampas,libros,cuadros...Parecía que el sueño de los protagonistas se estaba cumpliendo: "La República había conseguido despertar en muchas inteligencias el deseo de aprender, y en los maestros, el deseo de enseñar con más pasión que nunca"
Otra reforma importante fue el establecimiento de las escuelas mixtas. Tanto Gabriela como Ezequiel lucharán por establecer una escuela mixta porque consideran que: "al estar juntos se estimulaban más, que las características de los unos ayudaban a completar los rasgos de las otras. Juntos se desarrollaban más como personas".
Pero, como decía Ezequiel: " con la Iglesia hemos topado".

- El dilema interior de Gabriela entre su labor de madre y su labor como maestra; Como ya he comentado, Gabriela no es presentada como el resto de mujeres de la época. No presenta sus mismas inquietudes. Es una mujer dedicada en cuerpo y alma a su profesión y a pesar de que termina por casarse con Ezequiel y de tener una hija, ella misma reconoce no tener ese instinto maternal: "Rara vez me encontraba pensando en ese hijo del que todos hablaban [...]. No he sido yo muy dada a las literaturas pero la verdad es que, ni el instinto maternal anticipado, ni la ilusión por la nueva vida, ni el imaginarme cómo iba a ser el niño que llegaba, me ocupaban el tiempo. Bastantes niños tenía a mi alrededor,bastantes caras risueñas, bastante atareada andaba atendiendoese preguntar insaciable que me llenaba la vida".
 Incluso, tras el nacimiento de Juana y abrumada por el sinfín de consejos absurdos que le prodigan todas las mujeres del pueblo, tratará ella de educarlas en los principios básicos de higiene infantil, preocupada como estaba por el alto grado de mortalidad infantil, en esos pueblos, durante el primer año de vida.

- El choque entre Gabriela y el radicalismo de Ezequiel; A lo largo de los acontecimientos nos damos cuenta cómo los ideales de Ezequiel se van volviendo cada vez más radicales llegando a afiliarse al Partido Socialista. Ella, sin embargo, respeta su opinión pero no la secunda: "Mis sueños, vapuleados como estaban, aún eran los de siempre. Educar para la convivencia, educar para adquirir conciencia de la justicia..." " Si yo quisiera explicar qué era para mí la política, no lo sabría. Yo creía en la Educación, en la Cultura, en la Justicia. Amaba mi profesión y me entregaba a ella con afán. ¿Todo eso era política?".
Para ella, Ezequiel parecía ser una continuación de su padre en cuanto a las enseñanzas que le aportaba y por su entrega al trabajo.
A pesar de parecer estar enamorado de él, el lector intuye que en su corazón todavía permanece aquel médico africano. Ella misma reconoce que lo que siente por él es una gran ternura, no hay pasión. Entre ellos existían grandes diferencias y lo tenía incluso en un cierto grado de inferioridad con respecto a ella. Pero será ese radicalismo de Ezequiel el que termine por separarlo trágicamente.

A modo de conclusión, me gustaría referirme al Prólogo ya que en él la autora deja bien claro que esta novela se la dedica a su madre ya que era ella la que le contaba todas estas historias y vivencias como maestra.
Pero también deja bien claro que, además de ser un homenaje a su madre, es también un homenaje a todos esos maestros de La República que se sacrificaron por su país, dando a conocer así las duras condiciones de trabajo por las que tuvieron que pasar. ¿No os suena el dicho:"Ese pasa más hambre que un maestro de escuela"?...
Por todo esto la recomiendo casi como lectura obligatoria (habiéndolo sido en muchos colegios). No sólo entretine, sino que aprendemos de primera mano las circunstancias que vivieron tantos y tantos maestros en esta etapa decisiva de la historia de España y cómo, por todo ello fueron perseguidos y asesinados con el estallido de la guerra civil.
Con respecto a los lectores que de una u otra manera se dediquen a la enseñanza, en muchos de los pensamientos de Gabriela se verán identificados: "Nunca he vuelto a sentir con mayor intensidad el valor de lo que estaba haciendo. Era consciente de que podía llenar mi vida sólo con mi escuela".
" Yo me decía: no puede existir dedicación más hermosa que ésta[...]. Tenía que pasar mucho tiempo hasta que yo me diera cuenta de que lo que me daban los niños valía más que todo lo que ellos recibían de mí".
Por tanto, a pesar de las dificultades por las que pasa y pasamos muchos profesores en la actualidad, hay que destacar esos momentos que unas ocasiones son agrios pero en otras dulces.
No olvidemos la mala situación por la que está pasando la Educación actualmente y el lado adoctrinador que también presenta por parte de los políticos.



"Contar mi vida...no sé por dónde empezar. Una vida la recuerdas a saltos, a golpes. De repente te viene a la memoria un pasaje y se te ilumina la escena del recuerdo. Lo ves todo transparente, clarísimo y hasta parece que lo entiendes. Entiendes lo que está pasando allí, aunque no entendieras lo que sucedió".


6 comentarios:

  1. Conocí estos libros por el blog Cajón de Historias, y los apunté porque me llamaron la atención y me apetecen.
    Me ha gustado tu reseña y lo que cuentas de la vida de la autora.
    Un abrazo y feliz año

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Blanca. Feliz año a ti tambien

      Eliminar
  2. Es uno de los libros que me empujó a seguir escribiendo. Le tengo un cariño especial. Muy buena tu reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maite No dejes d escribir nunca

      Eliminar
  3. Gracias por la información, me ha servido para hacerme una idea más clara de la autora, y entender mejor la novela después de su lectura. Hablo de tu blog en mi propia reseña. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Con el tiempo que ha pasado imagino que habrás leído las otras dos novelas de la trilogía. Si no lo has hecho, yo te lo recomiendo, así el personaje de Gabriela queda completo, aunque otros protagonistas toman la historia.
    Mujeres de negro me gustó muchísimo, conocemos lo que fue su vida y su profesión en México; y La fuerza del destino resulta amargo, pero la vida lo es, y así fue el retorno de Gabriela a la España que volvía a la democracia.

    ResponderEliminar